Cinco minutos más

Cuánto poder esconde la humanidad
y qué poco conscientes somos de ello.

Qué equivocados están los escépticos
que dudan de si existe la magia
aunque la vivan día tras día.

Y me vais a perdonar todos,
pero de todas las leyendas
y de todas las historias,

yo no concibo nada más real
que las sonrisas que queman
como el mayor de los secretos.

Las que te salvan de la vida
cuando se hace cuesta arriba seguir.

Y aquí es donde está mi suerte:

porque, si tengo que elegir entre todas,
mi favorita siempre es la tuya

cuando me abrazas y te pido
cinco minutos más.

La chica del chubasquero amarillo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s