Amor vincit omnia

Qué es el amor y qué es amar,
si no es el sentimiento entregado
en el último beso de esta despedida.

Da la casualidad, si es que estas existen,
de que hoy pienso en ti mucho más que ayer.

Y la brevedad de este tiempo
en el que nos hemos encajado todos
parece que ya no me permite volver a respirar.

Pero he descubierto que,
si hoy duermo contigo,
puedo volver a soñar.

Eso es.
Y volver a empezar.

Crecer otra vez
entre las hojas marchitas
de una era que ya no será más.

Que venga pues la noche y me lleve.

Y que me lo recriminen, si quieren,
los últimos versos de esta poesía
que nunca terminaré de escribir.

Pero para qué tanta vuelta de tuerca,
solo para acabar dándome cuenta
de que al final todo muere,

pero no el amor, que lo puede todo.

La chica del chubasquero amarillo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s