Me siento pequeña

En el hueco estrecho de este ascensor, tus manos me han susurrado un secreto
y he descubierto que nuestro amor se forja cada vez más por completo cuando me rozas.
Hoy siento las múltiples sacudidas que dan mis latidos por si un día ya no me escuchas.

Todavía no he logrado comprenderlo, pero sé que tus ojos me hablan de la libertad.
Me han ayudado a memorizar la lección que todos deberíamos aprender con cada elección
y, amor, tantas veces me he sentido perdida, que no sé con precisión dónde estoy.

Y lo siento de veras si cuando te escribo no parece suficiente.
A veces a mi tampoco me sale la voz y me traiciona la mente creyéndote lejos.
Así que esta noche supliquemos al tiempo que no recuerde ninguno de nuestros errores.

Espero que no abandones, que durante toda esta guerra no te quedes sin balas,
ni sin ganas para seguir peleando por lo que quieres.
¿Cuánto importa un amor realmente si no vale la pena luchar por él?

Por favor, deja que te respire antes de que este momento expire y no podamos volver más. Has conquistado ya el universo entero que tengo formándose en mis huesos.
Y ahora, en las zonas más oscuras, las estrellas de mis sueños nos alumbran a los dos.

Y así lo entiendo todo, finalmente:
me siento extremadamente pequeña,
cuando te quiero intensamente.

La chica del chubasquero amarillo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s